Plasma Rico en Plaquetas


El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un preparado autólogo, no tóxico, no alergénico, obtenido por centrifugación de la sangre del paciente, logrando así la liberación de los factores de crecimiento de las propias plaquetas, los cuales desempeñan un papel fundamental en la regeneración de los tejidos. Por ser sangre del mismo paciente no tiene ningún efecto secundario para el paciente.

Se logra un concentrado de plaquetas (oscilando entre 600 000 y 1 500 000 /mm) que al combinarse con la mezcla de activación Trombina/Calcio forma un gel, al aplicarse tópicamente en la herida potencia los mecanismos de regeneración.

Ventajas:

• Al emplearse mezclado con Nukbone®, acelera la reparación ósea.
• Acelera la reparación y cicatrización de heridas al liberar factores que estimulan la reproducción celular.
• Aumenta la vascularización de la región donde se coloca y estimula la síntesis y diferenciación de células precursoras.
• No hay ningún riesgo de trasmisión de enfermedades infecciosas o reacciones inmuno alérgicas.
• Es un procedimiento sencillo, económico, de fácil manipulación y altamente eficaz.


Usos:

* Traumatología y Ortopedia
• Artroscopías.
• Todo tipo de cirugías en traumatología.
• Regeneración ósea guiada.

Odontología:

• Colocación de implantes.
• Levantamiento de piso de seno.
• Relleno de defectos óseos.
• Tratamiento periodontal.
• Fístula buconasal.

Dermatología:

• Cicatrización epitelial.
• Tratamiento de úlceras crónicas de piel (pie diabético, escaras, etc.)

Cirugía plástica:

• Constituye un proceso de antienvejecimiento cuando se inyecta subcutáneamente.

Desde hace poco tiempo se empieza a ampliar su uso en todo tipo de cirugía y para el tratamiento de algunas enfermedades clínicas, especialmente en aquellas que tienen que ver con trastornos de coagulación de la sangre y con trastornos metabólicos, obteniéndose muy buenos resultados.